La ‘staycation’ de Reino Unido ha venido para quedarse?

A pesar de la polémica entorno a esta campaña impulsada por el gobierno, la mayoría de los británicos disfrutan en secreto de sus vacaciones “semi-forzadas” en el Reino Unido. ¿Deberían preocuparse los destinos internacionales?

Que el turismo nacional en el Reino Unido esté en auge no debería ser una sorpresa. Sin embargo, acostumbrados a que la mayoría de los británicos pasen sus vacaciones en la Costa del Sol en lugar de los Cotswolds, debería sorprendernos que la mayoría lo están disfrutando más de lo esperado.

¿Deberían preocuparse los destinos internacionales de sol y playa que los británicos no regresen a sus destinos? Para estudiar este cambio de tendencia, hemos realizado un estudio utilizando nuestra plataforma de inteligencia turística para analizar la situación actual que están experimentando los viajes nacionales dentro del Reino Unido.

El análisis se ha llevado a cabo mediante el cruce de múltiples fuentes de datos como las redes sociales, las reseñas de alojamientos, la capacidad aérea y las búsquedas de vuelos, y que es como operamos normalmente para los destinos inteligentes con los que trabajamos en todo el mundo.

Los resultados muestran que en general, la experiencia de los británicos con el turismo nacional está siendo muy positiva: los turistas británicos han desarrollado un conocimiento mucho más profundo de las experiencias turísticas disponibles en su país. Nuestro análisis constata esta situación, con un aumento de cinco puntos en nuestro índice de productos turísticos con un aumento de 73 a 78 (sobre 100) con respecto al verano pasado.

En lo que respecta a los hoteles de tres y cinco estrellas, los turistas nacionales británicos también puntúan mejor sus estancias este año.  El índice de satisfacción hotelera  de Mabrian muestra un aumento de 43 a 44 puntos y de 68 a 71 puntos, respectivamente, en lo que respecta a las puntuaciones de satisfacción.

Sin embargo, en la categoría de cuatro estrellas, la puntuación de satisfacción ha bajado de 57 a 53 puntos respecto el año anterior y en las tres categorías, la puntuación media aún están por debajo de 2019.

Es importante puntualizar que, en general, estas puntuaciones están todavía un poco alejadas de las que los británicos otorgan a los hoteles españoles, siendo la media actual una puntuación de 61 puntos.

La seguridad siempre juega un papel importante en las decisiones de destino al que viajar, y aún más en el contexto actual. Según nuestro Índice de seguridad percibida, los viajeros nacionales del Reino Unido han aumentado su percepción positiva del país de 85 puntos a 95 respecto al año anterior.

Los comentarios en las redes sociales sobre el Reino Unido como destino turístico también reflejan esta situación: el verano pasado, solo el 46% de los comentarios fueron realizados por británicos. Este año esta cifra ha aumentado al 65%.

Pero lo más curioso es que la mayoría de británicos afirman estar decepcionados con el tiempo.  El Índice de percepción del Clima de Mabrian revela que la percepción que los turistas nacionales del Reino Unido tienen del clima ha caído desde una puntuación de 91 el año pasado entre el 20 de mayo y el 20 de julio, a una media de solo 62 en el mismo periodo durante 2021.

Es verdad que no hay dos veranos iguales, pero esto podría reflejar que los turistas esperaban quizás el sol del Mediterráneo… Los destinos del Reino Unido no deben pasar por alto este condicionante a la hora de lanzar sus campañas de marketing y deben encontrar la manera de gestionar mejor las expectativas de los turistas.

¿Y cómo medimos todos estos factores? En Mabrian utilizamos la inteligencia artificial (IA) y una técnica especial denominada procesamiento del lenguaje natural (PLN) para escuchar millones de conversaciones espontáneas (es decir, un enfoque de «big data») sobre destinos y experiencias turísticas en las redes sociales y los portales turísticos y analizar, posteriormente, esta información en diferentes índices con una puntuación de cero a cien. En conjunto, miden el rendimiento (o nivel de satisfacción) en todos los aspectos principales de un destino. Y todo esto lo hacemos a nivel de mercado de origenen en todo el mundo.

Recapitulando, esta tendencia al alza del turismo nacional sumado al aumento de satisfacción de los británicos con el destino, podría explicar por qué el número de plazas disponibles en vuelos nacionales en el Reino Unido para los meses de agosto y septiembre ha aumentado un 90% en comparación con el año pasado.

En paralelo, nuestro índice de búsquedas de vuelos muestra que la demanda espontánea para el turismo doméstico en el Reino Unido en el ultimo mes (entre el 17 de junio y el 17 de julio) para viajar entre agosto y septiembre, se ha multiplicado por tres respecto a 2019.

Sí, las plazas disponibles se han reducido un 36% respecto a 2019. Pero aún así, teniendo en cuenta el escenario actual son datos muy alentadores. De hecho, algunas aerolíneas como Logan air, Air Lingus, Blue Islands, Eastern y Jet 2 tienen más disponibilidad para los próximos tres meses para conexiones nacionales que en 2019.

La dicha más común entre los británicos cuando se habla del verano es siempre «se acabará antes de que te des cuenta». Pero este año parece ser diferente y los datos nos muestran que los británicos lo están disfrutando más que nunca. Sin embargo, la cuestión es: ¿volverán? Tal vez sea demasiado pronto para saberlo, pero muchos destinos del sur de Europa están obligados a responder rápidamente si no quieren arriesgarse a perder cuota de mercado en los próximos años.

This post is also available in: enInglés