Saltar al contenido

Las 10 principales aerolíneas de cancelaciones de vuelos en Europa

Mabrian ha analizado los datos relativos a la programación de las aerolíneas europeas durante las últimas semanas en respuesta a los retos operativos a los que se enfrentan muchas de ellas, comparando cuántos vuelos estaban programados el 14 de junio para operar entre el 1 y el 15 de julio, en comparación con los vuelos programados para el mismo periodo a partir del 28 de junio*.

«Es muy inusual ver que las compañías aéreas cancelen vuelos programados con tan poco tiempo de antelación, literalmente semanas antes del despegue, justo en el pico de la temporada de verano. Sólo con mirar el top ten de cancelaciones basado en estos datos podemos ver más de 2.000 vuelos cancelados en toda Europa sólo para el periodo del 1 al 15 de julio. Nunca habíamos visto algo así y es un reflejo de las dificultades laborales que están teniendo las aerolíneas y los aeropuertos en estos momentos, lo que hace que no puedan volver a los niveles de capacidad de 2019.

«Sin embargo, mientras que el número total de vuelos cancelados de easyJet es de 1.394, como porcentaje de su capacidad aérea es justo señalar que esto es sólo el 5,5% (o uno de cada 20 vuelos) y que, tal vez sorprendentemente, es Turkish Airlines la que tiene la mayor proporción de vuelos cancelados, con casi el 7%.

«De hecho, debemos mantener cierta perspectiva sobre esta situación general, ya que cuando observamos las cifras globales en términos de porcentaje de la capacidad aérea de una aerolínea, lo que observamos es que en muchos casos las cancelaciones en términos relativos son muy bajas: la tasa más baja de las 10 principales es la de Air Europa, con menos del 0,5% de los vuelos cancelados, lo que significa que 199 de 200 siguen programados para volar.

«Aun así, cada cancelación representa una pesadilla vacacional para alguien y una pérdida de ingresos para la aerolínea: aquí no gana nadie y está claro que, como industria, estamos muy lejos de resolver el problema».

*NOTA: estos datos no incluyen los vuelos cancelados en el último momento, sino que se basan en la programación.